Montepincio “Ruinas de Cajicá”

Montepincio “Ruinas de Cajicá”
Montepincio “Ruinas de Cajicá”

Cajica es un municipio ancestral como tambien lo son los municipios que conforma la provincia de Sabana Centro del Departamento de Cundinamarca. Estos pueblos hacian parte del Zipasgo Muisca desde antes de la llegada de los españoles. El Zipazgo estaba gobernado por el Zipa y se le conocia como “el Bogotá”.

Cajicá en lengua muisca significa “fortaleza”. Estuvo situada desde epocas prehispanicas en el sitio conocido como Busongote o Sumongotá (significado en lengua muisca “cerca de cañas entretegidas”) espacio geografico comprendido entre el cerro Monte Pincio (Busongote) y el cerro de las Manas, Ubicado amedia legua ( 2kilometros) de donde queda hoy el pueblo de Cajicá. Fue un lugar estrategico ya que desde alli se podia divisar todo aquel que ingresaba al territorio, quedaba en el camino entre Chía y Zipaquira.

A la llegada las huestes conquistadoras en el año 1537 al mando del adelantado Gonzalo Jimenez de Quesada,  estas tuvieron el primer encuentro con los habitantes del Zipasgo Muisca ya que el Zipa Bogota encomendo la tarea de la defensa al poblado de Cajicá, mientras él se escondia para demorar la persecusion de los españoles. Los Muiscas desafiaron a los españoles aunque fueron derrotados siendo más por el panico que se sembro en ellos el ver un hombre montado en un caballo con las diferentes armas que llevaban.

Las cronicas de la conquista reseñan que en este sitio fue encontrado un poblado indigena construido en caña, madera y paja, que los españoles le llamaron PUEBLO NUEVO. A los españoles les sorprendio aquel lugar como lo señalaban en la Relacion de Santa Marta,  1550: “era muy hermoso, de pocas casas muy grandes, de paja bien labrada, las cuales estaban muy bien cercadas de una cerca de hezes (sic) de cañas por muy gentil arte labradas, tenian 10 a 12 puertas,con muchas vueltas de muralla en cada puerta, era cercado de pueblo de dos cercas, tenia entre cerca y cerca una muy grande plaza y entre las casas tenia otra muy hermosa plaza, una casa de ella estaba llena de tasajos de venados curados sin sal”. Tambien llamo la atencion de los conquistadores el aspecto pintoresco de las poblaciones, particularmente los vistosos cercados de los caciques, que de lejos parecian “fortalezas inexpungnables” siendo esta razon para que Gonzalo Jimenez de Quesada le llamara al territorio recien conquistado el “Valle de los Alcazares.”

En ninguna de las cronicas de la epoca de la conquista se menciona un cercado de piedra, seguramente este cercado fue construido años despues en la epoca de la Colonia al igual de “la casona” con “el portal” de la entrada al lugar de Monte-Pincio que tienen caracteristicas de la arquitectura colonial. En la epoca colonial se decia que estas estancias eran construidas y utilizadas por personas que tenias apego a la tierra de alli deribada su prestancia y bienestar. Estas familias de acuerdo la posicion social pasaban largas temporadas en sus casas de campo.

Con “relacion al tema del muro de piedra, en la actualidad dentro del espacio comprendido entre el cerro Monte Pincio (Busongote) y el cerro de las Manas(…), existen aun restos de un muro confeccionado en materiales de piedra y adobe, que la comunidad actual de Cajica considera vestigios del muro de piedra prehispanico. Sin otros de la misma region, hacen pensar que el muro en cuestion se elaboro durante el periodo colonial y que tuvo como principal fin separar los predios de la hacienda Monte Pincio, dentro de la que se encuentra localizado el muro. No obstante, para corroborar la antigüedad del muro a partir de sus caracteristicas constructivas, en ultima instancia, se requieren estudios historicos y arqueologicos especializados en construccion, los cuales aquí no se concideran , debido a que se desbordan los objetivos de la presente ponencia. Pese a la demostracion anterior, es conveniente señalar la existencia de una coincidencia de orden simbolico entre la hacienda Monte Pincio, muro y el espacio de Busongote, que puede dar sentido a la relevancia historica que guarda el imaginario del “muro de piedra” para la comunidad actual de Cajicá. A partir de los registros de Archivo General de la Nacion encontrados durante los años 1603 a 1640, se distingue que el actual espacio ocupado por la hacienda Monte-Pincio (…) corresponde con uno de los lugares donde con mas frecuencia se desarrollaron pleitos de tierra entre la comunidad indigena y la comunidad española durante los ultimos años del siglo XVI y la primera mitad del siglo XVII (..). Por ejemplo, en 1603, dentro de la visita de tierras realizada por el vestidoe Diego Gomez de Mena, se entablo alrededor de espacio de Busongote un litigio por la tierras de una estancia entre la comunidad indigena y el corregidor  Cristobal Tinoco, pleito que gano la comunidad 60. Posteriormente, pese a que la Corona remato la estancia alrededor de 1628, en la visita realizada por Gabriel Carvajal entre 1638 y 1640, la comunidad indigena solicito de nuevo la propiedad de estas tierras contra su tendencia por parte de cura doctrinero del pueblo Diego de Rojas , litigio que igualmente favrecio a la comunidad.”

Ley 1712 de 2014

Inscripciones

Manual de Convivencia

Siacca